Noticias de Astronomía

Lluvia de meteoros Cuadrántidas 2018

2018 se inaugura con la lluvia de meteoros de las Cuadrántidas. Con una tasa horaria cenital superior al centenar de meteoros a la hora. Un gran espectáculo astronómico que este año se verá deslucido por la presencia de la Luna.

Radiante de las Cuadrántidas

Posición del radiante de las Cuadrántidas a comienzos del mes de enero, válido para observadores peninsulares mirando hacias las 03:00 T.U. sobre el horizonte Este. Pulsar sobre la imagen para ampliar.

La de las Cuadrántidas, junto con las Gemínidas de diciembre y las Perseidas de Agosto, es una de las tres lluvias de meteoros con una tasa horaria cenital (THZ, el número de meteoros que veríamos en condiciones ideales) más alta, superior a los 100 meteroros a la hora.

Los meteoros de esta corriente impactan en la atmósfera a una velocidad de unos 40 km/s por lo que generan meteoros más lentos que los de otras lluvias.

El mejor momento para observar la lluvia de meteoros será durante las madrugadas de los días 03 y 04/01/18, aunque podremos observar fugaces de esta corriente varias noches antes y después de la máxima actividad. La máxima actividad está prevista para las 22:00 T.U. del día 03, así que la mejor noche para observar la lluvia será la del miércoles 03 al jueves 04 de enero.

La zona del cielo de la que parecen partir todos los meteoros de las Cuadrántidas, el radiante, se encuentra en el interior de la constelación del Boyero, zona que anteriormente ocupaba la antigua constelación de Quadrans Muralis. Por eso estos meteoros siguen denominándose Cuadrántidas.

El radiante alcanza cierta altura sobre el horizonte Este a las 03:00 T.U. (04:00 de la madrugada hora local española peninular) para los observadores peninsulares, así que hemos de esperar a la madrugada para observar la lluvia. Mejor cuanto más cerca del amanecer ya que el radiante estará a mayor altura.

Este año 2018 las condiciones no son muy buenas ya que la Luna se encontrará próxima a la fase Llena a comienzos de enero. En todo caso al llegar la madrugada la Luna se encontrará hacia el Oeste (por la zona de la constelación de Géminis), mientras que el radiante se encontrará al Este. Elijamos para su observación un lugar libre de contaminación lumínica y con horizontes lo más despejados de obstáculos posible.

Más información en la web de SOMYCE

 

¿Quieres aprender más sobre lluvias de meteoros? Entonces te interesa nuestro Curso on line de Astronomía.

 

¿Quieres saber Astronomía?

Próximas Actividades

Sin eventos

Galería

Zona privada