Noticias de Astronomía

Lluvia de meteoros Gemínidas 2016

Ya estamos inmersos en una de una de las más vistosas lluvias de meteoros del año: las Gemínidas. Su máxima actividad tendrá lugar entre las noches del 12 y el 16 de diciembre, con máximo en la noche del 13 al 14 (martes al miércoles), aunque este año 2016 la presencia de la Luna Llena próxima al radiante deslucirá el fenómeno.

 

Radiante Gemínidas 2014

Posición del radiante de las Gemínidas, gráfico válido para observadores peninsulares, mirando sobre el horizonte Este hacia las 00:00 T.U. a mediados del mes de diciembre. Pulsar para ampliar la imagen.

La lluvia de meteoros Gemínidas puede observarse durante toda la noche ya que el radiante (zona del cielo de la que parecen partir los meteoros), situado en la constelación de Géminis, surge sobre el horizonte E al anochecer y se oculta por el Oeste al amanecer. Por otra parte el radiante se encuentra casi en el cénit hacia las 02:00 T.U. para los observadores peninsulares.

La corriente de las Gemínidas tiene una THZ (Tasa Horaria Cenital) muy alta, de hasta 120 meteoros a la hora. Este dato nos da una orientación sobre el número de estrellas fugaces que podríamos observar en condiciones ideales: noche sin Luna, horizontes sin obstáculos, lugar de observación libre de contaminación lumínica... Este año 2016 las condiciones no son buenas ya que la Luna alcanzará la fase llena precisamente el 14 de diciembre muy próxima al radiante, en la constelación de Tauro. De todos modos la actividad de la lluvia es alta y a buen seguro podremos contemplar abundantes fugaces.

Se trata de restos asociados al objeto 3200 Phaeton. Impactan a unos 35 km/s con la Tierra, desintegrándose a una altura de unos 80 km. Genera abundantes fugaces de brillo medio - alto, lo que la hace una lluvia ideal para iniciarse en la observación de meteoros.

Entre los días 12 y 16 de diciembre podremos observar gemínidas, siendo la noche de mayor actividad la del martes 13 al miércoles 14.  La de las Gemínidas es una lluvia que presenta una actividad alta, con tasas horarias que rondan los 100 meteoros a la hora y que puede mantener esta alta actividad en las noches previa y posterior a la del máximo.

Recordamos que la mejor manera de observar la lluvia es a simple vista, no hace falta instrumento de observación alguno. Desplacémonos a un lugar rural con horizontes lo más despejados posibles y dirijamos nuestra vista hacia el cielo en espera de los meteoros. Centremos nuestra visión en zonas alejadas de la Luna; Auriga, Tauro, Orión... son buenas opciones.

No dejéis de echarle un ojo al siguiente enlace, en el que encontraréis más información sobre la lluvia, guías de observación visual y fotográfica, etc:

Gemínidas 2016 (SOMYCE)

 

 

¿Quieres saber Astronomía?

Próximas Actividades

Sin eventos

Galería

Zona privada