Noticias de Astronomía

Supuesta señal alienígena & exoplaneta Próxima b

Comentamos dos noticias que estos días han ocupado lugares destacados en los medios de comunicación, de más a menos reciente. Empezamos.

Días atrás se ha publicado a bombo y platillo la detección de una señal de radio extraterreste que podría tener un origen inteligente. Esta señal fue detectada por el radiotelescopio ruso Ratan 600 mientras barría una región del cielo en la que la estrella más brillante es HD 164595, situada en la constelación de Hércules a unos 94 años luz del Sol. ¿Cómo es esta estrella? Pues se trata de una estrella muy similar al Sol, más vieja, acompañada de un planeta tipo Neptuno, con unas 16 veces la masa de la Tierra.

 

El radiotelescopio Ratan 600

Pero ojo, en el campo que cubre el telescopio hay muchos más objetos (otras estrellas, remotas galaxias...). La señal en cuestión fue detectada el día 15 de mayo de 2015, con una intensidad de 750 milijanskys y en una frecuencia de 11 GHz. Esa señal no concuerda en absoluto con la que podría emitir una estrella como HD 164595 y por eso hizo saltar las alarmas.

Ahora bien, parece ser que no hemos contactado con seres inteligentes sino que la señal detectada tiene un origen terrestre no especificado, tal y como anunció la agencia de noticias rusa TASS el pasado 30/08. ¿Se harán eco también los medios de comunicación de esta nueva versión de los hechos?.

Por otra parte, el pasado 24 de agosto se publicó en la revista Nature el descubrimiento de un exoplaneta tipo terrestre orbitando en la zona de habitabilidad de la estrella más cercana al Sol: Próxima Centauri. El descubrimiento fue realizado mediante el método de la velocidad radial haciendo uso de los espectrógrafos HARPS (Observatorio de la Silla) y UVES (VLT).

El método de la velocidad radial consiste en detectar cómo el planeta induce un bamboleo en la estrella al orbitarla, lo que se traduce en que al descomponer la luz procedente de esta observamos cómo su espectro experimenta variaciones periodicas hacia el rojo y el azul según la estrella se aleja o acerca de nosotros debido a este bamboleo.

Pues bien, con este método se ha descubierto un planeta rocoso, con una masa mínima de 1.3 masas terrestres y un radio estimado de 1.1 radios terrestres. Orbita a Próxima Centauri cada 11 días, situándose a 0.05 UAs de la estrella (unos 7.5 millones de kilómetros). Próxima es una estrella enana de tipo M, con 0.14 veces el radio solar y 0.15 veces la luminosidad de nuestro Sol, por ello la zona de habitabilidad está muy cercana a ella.

Todo esto no quiere decir que Próxima b sea un planeta habitable para nosotros... quiere decir que sería capaz de mantener agua en estado líquido sobre su superficie en caso de que la tuviera y de que además poseyera una atmósfera adecuada que la pudiera retener. En todo caso las estrellas enanas de tipo M como Próxima, en las que hoy en día se está centrando la búsqueda de planetas rocosos similares a la Tierra en la zona de habitabilidad, presentan otros problemas como son la rotación capturada (siempre presentan la misma cara a su estrella por lo que la mitad del planeta estaría siempre muy caliente y la otra muy fría), el que estas estrellas de tipo M sean tremendamente activas en comparación con estrellas como nuestro Sol, etc.

Sea como fuere, es sugerente pensar que otro planeta muy similar al nuestro se encuentra en la estrella más cercana al Sol, a tan solo 4 años luz...

 

 

¿Quieres saber Astronomía?

Próximas Actividades

Sin eventos

Galería

Zona privada